Banner interno 1

Tupi Venero: “Las expectativas siempre son altas”


El Perú Junior Open, una de las grandes competencias del tenis, iniciará este sábado 5 de diciembre. El evento, que destaca no solo por el nivel de competencia en el que los celestes se medirán con tenistas altamente preparados de diversos países, también marca el regreso de los campeonatos internacionales de manera presencial, desde que se reactivó la práctica de la disciplina tras el brote de COVID-19 en el Perú. A días del certamen, conversamos con Tupi Venero, Director Técnico del equipo del CRL, quien nos dio detalles acerca del plan de entrenamiento de nuestros deportistas de cara a esta competencia.

¿Cómo se ha preparado el equipo durante esta temporada previa al torneo?


Durante las últimas semanas, la exigencia aumentó. Los chicos han comenzado a entrenar de 3 a 4 horas diarias, en su mayoría por las tardes. Estamos dedicando todo el esfuerzo posible a estas importantes competencias para cerrar bien el año. Muchos, por no decir todos, se encuentran en un buen estado físico y mental, lo que amplía sus posibilidades de poder llegar a las finales.


¿Qué expectativas tiene sobre los resultados?


Las expectativas siempre son altas. Conocemos a quienes irán a competir y sabemos que son jugadores de lujo, muy competitivos, pero todo depende del rendimiento de nuestros tenistas.


Las competencias internas que surgieron en el año fueron un modo de prepararse para los torneos más importantes, ¿Cómo han logrado sobrellevar esta falta de torneos?


Lo bueno del Club de Regatas “Lima” es que contamos con un amplio grupo de chicos competitivos que ha logrado amortiguar este tema. Si bien es cierto, no es lo mismo que competir, participar en juegos entre el mismo equipo ha servido para que no pierdan el ritmo.


Al principio, la modalidad de entrenamiento era vía zoom y luego dieron pase libre para que este sea presencial, siguiendo algunas restricciones ¿Considera que este lapso afectó el estado anímico de los tenistas?


Cambió en el sentido de que se dieron cuenta de que esta vez tenían que poner mucho más esfuerzo que antes. Personalmente, creo que de alguna manera los ha ayudado a madurar. Le han puesto más ganas y responsabilidad a los entrenamientos, así como también a llevar sus propios accesorios de educación física, algo que los hizo valerse por sí mismos.


En un año deportivo tan atípico, ¿cuáles son los objetivos para el 2021?

El objetivo es mantenerlos sanos y motivados. Tenemos competencias programadas para enero y abril que esperemos puedan darse. Habrá un pequeño descanso la última semana de diciembre y de ahí arrancamos con los entrenamientos, siempre manteniendo la distancia y siguiendo los protocolos que nos exige el Club.


Escribe: Valeria Aguilar